Izquierda Unida

Cómo vivir, trabajar y jugar en Toledo.

El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente. Un Medio Ambiente que debería ser el impulsor de muchas de las políticas urbanas, pero que no pasa de ser otro invitado más del márketing con causa. En realidad, muchos de los graves problemas que nos acechan tienen que ver con el maltrato sistemático a la naturaleza: sequías, inundaciones, migraciones forzosas, deshielo, contaminación… Y nuestras ciudades tienen mucho que decir en esta situación si queremos que tenga retorno.

De hecho, aunque en Toledo tenemos una cicatriz que nos recuerda cada día esta insostenible realidad, el río Tajo y su trasvase, existen otras heridas que hacen de nuestro entorno un lugar poco racional en lo referido al Medio Ambiente. La más preocupante quizás sea un modelo de desarrollo urbanístico, pactado por el Psoe y el PP una y otra vez, que han hecho de Toledo un sitio disperso de barrios poco conectados y dependientes del uso de un vehículo a motor (de punta a punta tiene la misma extensión que Madrid, unos 20 kilómetros).

En cualquier caso, no quiere esto decir que no seamos capaces de ver que hay alternativas y que debemos intentar ponerlas en práctica. Nuestro trabajo todos estos años está yendo por ahí. El impulso de las energías renovables y el ahorro energético en los edificios e instalaciones municipales, el aumento de puntos de reciclaje de residuos, la instalación de placas solares, la creación de carriles bici y el fomento de la bicicleta, la recuperación del tren tradicional para el transporte de mercancías, el Plan de Movilidad Sostenible, los huertos urbanos, la recuperación de las centrales hidroeléctricas del Casco… Propuestas de Izquierda Unida-Los Verdes que fueron en su momento tachadas de inviables, pero algunas de las cuales se están haciendo realidad.

De todas formas, si queremos tomarnos más en serio la situación que está atravesando el planeta tenemos que intentar emitir menos gases de efecto invernadero. El cambio climático es una realidad cada vez más preocupante. A nivel local tendríamos que abordar una rebaja seria de nuestros niveles de contaminación que pasa, sobre todo, por potenciar y mejorar la calidad del transporte público, a través de una fórmula que articule toda la ciudad, que llegue a todos los barrios. Medidas como ésta, al lado de incorporar una nueva cultura de la movilidad a nuestro día a día: que podría resumirse en menos coche y más paseos. Cuando nos quejamos tanto del ruido y la contaminación tenemos que saber que el 80% del ruido de una ciudad lo producen los vehículos a motor.

El medio ambiente como impulsor de políticas urbanas debería ser una de nuestras prioridades como ciudad. Toledo es un sitio único, con un paisaje y unos espacios verdes a mimar, donde algo se va haciendo pero donde queda mucho por hacer. Necesitamos políticos valientes y una ciudadanía comprometida que consigan que vivir, trabajar y jugar en Toledo sea algo posible y hermoso.

Aurelio San Emeterio Fernández.

Portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Toledo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: