parot mocejonCon el desarrollo de la campaña electoral por las Elecciones Europeas 2014, no podemos remediar recordar el “numerito” que protagonizó por desgracia el Ayuntamiento de Mocejón hace siete escasos meses, al quitar durante semanas de la Casa Consistorial, la bandera de la Unión Europea por el desacuerdo del PP de Mocejón con el obligado cumplimiento de la Ley.

Otra genialidad y esperpento de Plácido Martín para hacerse notar y llamar la atención. Una actitud muy propia de los políticos populistas que necesitan de estos espectáculos para disimular su nula capacidad política.

Pues bien, ayer lunes 19 de mayo empezó para el PP de Mocejón, la campaña electoral en la práctica, con la pegada de carteles y pancartas por nuestro pueblo. Plácido Martín y al resto del PP ahora se presentan como los más europeístas y responsables con el Estado de Derecho, con motivo de las Elecciones Europeas 2014.
Una muestra más del poco rigor político y personal del PP de Mocejón, ya que no entienden que Europa no está para hacer política, sino que la política está para hacer Europa.
Europa es buena o mala según les interesa, y esta manipulación nos repugna a aquellos que intentamos construir una sociedad más justa e igualitaria fieles a nuestros principios.

Además, y para más guasa, ridículo y vergüenza, la bandera que ondea en el balcón del Ayuntamiento de Mocejón, simboliza a la Unión Europea, y no al Consejo de Europa, que es una organización política independiente de la Unión y que es donde tiene jurisprudencia el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), también denominado Tribunal de Estrasburgo y Corte Europea de Derechos Humanos, que ha sido la institución que ha declarado la nulidad de la retroactividad de la Doctrina Parot.

Si existe una bandera que Plácido Martín debería haber arriado por estar en desacuerdo con la excarcelación de presos, esa debería ser la del Partido Popular. Ya que su partido tuvo durante ocho años (de 1996 a 2004) la posibilidad de cambiar la Ley que posibilitaba que los presos pudieran reducir las penas por beneficios y redenciones penitenciarias (trabajo, estudios…) sobre el máximo legal permitido de permanencia en presión, que es de 30 años, y no sobre cada una de ellas individualmente.

Explicación:

Hasta 2006 la reducción de penas basadas en beneficios penitenciarios se aplicaba a la estancia máxima permitida en prisión (30 años) aunque la suma de diferentes penas por reo fuera por ejemplo 90 años. A partir de este año se aplican las reducciones a cada una de las penas de forma independiente. Por lo tanto un reo con dos penas superiores a 30 años cada una, reduciría su pena por redenciones penitenciarias en un computo total de 60 años.
Esta modificación por derecho no puede tener carácter retroactivo, ya que este principio entre otros, es el cimiento de todo ordenamiento jurídico moderno.

Lo que pretendía el PP es que la modificación de 2006 se aplicara a prisioneros enjuiciados con anterioridad a esta fecha. Una decisión total y absolutamente en contra de los tratados internacionales y de obligado cumplimento en España.

¿Y para que ha servido esto?
Para que el Estado Español haya hecho el ridículo en el mundo, solo por que el PP (intuimos) quería quedar bien con su obsesiva “todo es ETA” y aprovecharse de la situación de desconocimiento de la verdad por parte de la ciudadanía. Ha servido para que los terroristas hayan sacado pecho y obtenido la oportunidad de mostrarse como victimas ante el mundo y la opinión internacional.
Y lo peor es que en el PP eran sabedores desde un principio que la retroactividad era ilegal y sería revocada.
Pero no nos engañemos, el dicho: “Difama que algo queda” funciona, y al final toda esta supuesta artimaña ha creado una opinión errónea en la ciudadanía y una imagen victimista del PP, gracias a la manipulación y la utilización de las victimas.

IU Mocejón entiende que criminales terroristas, violadores, etc. en el contexto social actual no son merecedores de un trato penitenciario en relación a la remisión de penas, tal y como se venía haciendo antes de la aplicación de la Doctrina Parot.
Aun así, entendemos que la aplicación de las Leyes Internacionales y la aplicación de los Derechos Humanos, están por encima de intereses partidistas y conveniencias electorales.
La utilización que creemos ha hecho el Partido Popular de las victimas, nos parece repugnante a la vez que inmoral.
Sentimos que estos criminales estén hoy en la calle en parte, por la pasividad… o quien sabe qué, del Partido Popular, cuando podrían estar entre rejas, si se hubiera cambiado la Ley y creado antes lo que hoy es la Doctrina Parot.
Todo esto, respetando y teniendo en cuenta que el artículo 25.2 de la Constitución Española dice:
“Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social y no podrán consistir en trabajos forzados. (…)”.

En Europa como en España, a los ciudadanos lo que menos nos hace falta son políticos como los del PP. Necesitamos hombres y mujeres leales, serios y comprometidos con la gente, hombres y mujeres que se basan en principios justos y democráticos para la defensa de los derechos básicos a la vez que buscan el progreso y desarrollo de estos para alcanzar la excelencia democrática.
El 25 de mayo, para las Elecciones Europeas 2014, VOTA a la coalición de LA IZQUIERDA PLURAL, VOTA a IZQUIERDA UNIDA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.