Izquierda Unida

IU CLM se opone al pago de medicamentos suministrados durante la hospitalización, por ser una medida de carácter inhumano

Daniel Martínez: “Pedimos al Sr. Echániz que aproveche la ocasión para tomar una decisión pensando en la salud de las personas y la medida no se aplique en  Castilla-La Mancha”

El Ministerio de Sanidad que dirige Ana Mato, ha aprobado recientemente una resolución por la que a partir del 1 de octubre, los enfermos con determinadas con determinados tratamientos van a tener que pagar hasta el 10% del precio de las medicinas que necesitan para su tratamiento en periodos de hospitalización. En concreto, este nuevo recortazo sanitario afecta a los enfermos de hepatitis C, artritis reumatoide o determinados tumores, es decir, a pacientes con enfermedades crónicas que encontraran nuevos impedimentos y dificultades para mantener de manera adecuada sus tratamientos, muchos de ellos con enfermedades crónicas, que incluso, se van a ver afectados por un doble copago, a pesar de no tener posibilidades económicas para afrontarlos.

La implantación en Castilla-La Mancha, una de las comunidades con más paro, menos ingresos per cápita y mayor índice de riesgo de exclusión y pobreza, no solo supone poner en peligro la asistencia sanitaria para los enfermos con menos recursos económicos y con gravísimos problemas de salud, es que además supone una tremenda discriminación con respecto a pacientes de otras comunidades como Asturias, País Vasco, Navarra, Andalucía, Canarias y Comunidad Valenciana que se han rebelado ante la medida y no la aplicarán. En Castilla-La Mancha, el Consejero de Sanidad, Sr. Echániz, no se ha andado por las ramas y se ha apresurado a dejar claro que la región será de las primeras donde se aplique este nuevo, a la vez que injusto, copago de los medicamentos que se suministran en los hospitales.

Daniel Martínez, Coordinador Regional de IU en Castilla-La Mancha, ha calificado de “muy graves e inhumanas estas medidas, que una vez más demuestran la nula sensibilidad con enfermos graves y las personas más vulnerables, en una sanidad pública cuya gestión está siendo supeditada a los intereses económicos y las empresas privadas del sector sanitario”.

Según Martínez, “en Castilla-La Mancha somos campeones en recortes sanitarios para poder pagar a los bancos, es decir, la Presidenta Cospedal está más preocupada de la salud de los bancos que de la asistencia sanitaria para los ciudadanos de esta región”. “Llueve sobre mojado, ya que los recortes en sanidad, incluso en servicios sociales, están castigando duramente a los colectivos más afectados por la crisis económica: pensionistas, personas con dependientes a su cargo, los propios dependientes, y familias con bajos ingresos comienzan a sentir el abandono del sistema de salud público”, aseveró Martínez.

Es una evidencia que los enfermos no pueden dejar de tomar esa medicación, lo contrario supondría una grave situación para ellos, mientras que la administración apenas ahorra nada e incluso se llegarán a aumentar los costes de la asistencia sanitaria ante el agravamiento de la situación de los enfermos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: