Izquierda Unida

El silencio del Gobierno Regional y de los Ayuntamientos es cómplice del estado lamentable en el que se encuentra el Río Tajo

Los portavoces de los grupos municipales de Izquierda Unida en los ayuntamientos de Toledo, Aranjuez y Talavera, Aurelio San Emeterio, Eva Abril y José María Domínguez, han ofrecido esta tarde una rueda de prensa para valorar el estado del río Tajo y el futuro Plan de Cuenca que lo regule.

Aurelio San Emeterio, ha explicado  que  Izquierda Unida de Castilla-La Mancha presentará alegaciones al Plan de Cuenca (el plazo finaliza el próximo día 20) pero que “los tres grupos municipales presentarán también sus propias alegaciones y, con la reunión de hoy, establecemos un diálogo entre Aranjuez, Talavera y Toledo con el objetivo de conseguir por una parte un posicionamiento de los ayuntamientos de nuestras localidades y por otro la movilización social de los ciudadanos para parar un Plan de Cuenca que hipoteca el presente y el futuro del río que da sentido a nuestras tres ciudades”.

San Emeterio ha anunciado que “en Toledo haremos todo lo posible para consensuar alegaciones desde el Ayuntamiento; estamos dispuestos a llegar a un acuerdo de mínimos con tal de que el consistorio toledano tenga una posición unánime y firme, todo ello, sin perjuicio de que luego presentemos nuestras alegaciones explicando que el trasvase es incompatible con la supervivencia del río”.

Por su parte, Eva Abril, portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes en el Ayuntamiento de Aranjuez ha destacado dos claves con respecto al futuro Plan de Cuenca; por una lado que “más allá del debate sobre caudales, el trasvase supone la eliminación del ciclo natural del Tajo, la supresión de crecidas o la vida en las riberas”. La edil de Aranjuez destacó que el otro gran problema es la degradación de la calidad de las aguas “con vertidos de aguas residuales que incumplen la directiva marco de la Unión Europea y que convierten el Tajo en una cloaca”.

Abril ha destacado que las alegaciones de Izquierda Unida “no son para defender un bien propio, si no un recurso universal. Las ciudades deben crecer de forma sostenible teniendo en cuenta los recursos que la rodean. Con esta política hidrológica es inviable que el río sobreviva”.

José María Domínguez, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Talavera ha destacado que la cuestión del Tajo “no es un asunto de solidaridad interregional como nos quieren hacer creer, somos conscientes de las necesidades del regadío de Levante, pero no pueden sostenerse a costa del expolio que hoy supone la gestión del río Tajo”.

Domínguez ha contrapuesto “el movimiento institucional de Valencia y Murcia y sus regantes frente a la callada de nuestro gobierno regional. El silencio del gobierno del PP y de algunos ayuntamientos es cómplice del estado lamentable en el que se encuentra el Tajo”. El concejal de Talavera ha señalado también la importancia del movimiento ciudadano para “parar este Plan de Cuenca y el Memorándum firmado entre el gobierno central y los de Valencia y Murcia”,  al que ha señalado como “una herramienta que permite burlar la directiva marco europea para ser aprobado con rango de ley y, por tanto, prevalecer sobre el Plan de Cuenca. Es insólito, injustificable y demuestra que la prioridad no es el río sino los intereses urbanísticos y los votos”.

Finalmente, Domínguez ha señalado que “desde el seno de las plataformas en defensa del Tajo a las que Izquierda Unida pertenece, no descartamos llegar a los tribunales para defender el río”.

Aurelio San Emeterio ha concluido la rueda de prensa recordando que “a través de una iniciativa del grupo parlamentario de Izquierda Unida en la Unión Europea, estamos intentando que una comisión de eurodiputados venga a comprobar in situ el estado de nuestro río. Pediremos la tutela de Europa ante el flagrante incumplimiento de la directiva marco por parte del gobierno del PP”.

A %d blogueros les gusta esto: