Izquierda Unida

IU CLM denuncia que las Secciones Europeas han perdido su sentido inicial.

El Área de Educación de IU-CLM entiende que ofrecer las secciones europeas a centros concertados es darle la puntilla definitiva a una idea pionera para favorecer al medio rural cuya esencia nunca ha sido puesta en escena.

 El Área de Educación de Izquierda Unida de Castilla La Mancha ha valorado que el gobierno regional ofrecerá las secciones europeas a centros concertados. Desde la formación han mostrado su disconformidad por una cuestión de fondo y esperan no solo que no se produzca este hecho sino que, además, se trabaje por devolver a las secciones europeas su verdadero objetivo: rebajar el escalón lingüístico entre el alumnado que por la localización de sus centros no podía acceder con facilidad al estudio de lenguas extranjeras (centros rurales alejados de una localidad importante) y los que sí podían tener acceso a esos estudios.

De hecho, este loable objetivo viene claramente especificado en el preámbulo de la Orden de 28/05/2012: Es objetivo prioritario de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes impulsar el desarrollo de las Secciones Bilingües en las zonas más despobladas y con un componente de ruralidad mayor. La dispersión geográfica que condiciona la red de centros educativos de nuestra Comunidad Autónoma no debe ser un obstáculo para garantizar el acceso a la enseñanza bilingüe del alumnado.

De esta manera, el responsable de educación de IU-CLM (Jacobo Medianero) ha señalado que esta medida sigue favoreciendo “la captación de alumnado de excelencia y, en ningún caso, ayudar a mejorar el nivel en lenguas extranjeras de aquéllas alumnas y alumnos con un nivel más bajo.” Según Medianero, “las secciones Europeas han supuesto, en no pocas ocasiones, un acicate para que los centros públicos entraran en una supuesta competencia con centros privados, alejándose del objetivo inicial y acercándose a una dinámica empresarial competitiva.”

Por este motivo, ofrecer las Secciones Europeas a la Escuela Privada supone un paso más hacia la liquidación de la igualdad de oportunidades de acceso a una educación de calidad, limitando las facilidades para ampliar la destreza en una lengua extranjera a amplios sectores del alumnado en un claro ejemplo de segregación temprana, mientras se potencia que un grupo reducido tenga acceso a una alta preparación.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: