Esta carta la dirijo a la gente decente, independientemente de lo que votes, te sientas republicano o monárquico y cual sea tu bandera.

Si ya no era suficiente con ser el país más corrupto de Europa, porque los grandes partidos nos han acostumbrado a escándalos cada poco tiempo, resulta que se confirma sin ningún género de duda que el rey emérito robaba. Esto era un secreto a voces y el silencio de nuestros medios de comunicación, algunos llevándose las manos a la cabeza hace percibir que estamos lejos de ese país moderno y democrático que nos dibujan.

Al comienzo de esta carta hacía referencia a la gente decente incluidos a los que defienden la monarquía, no creo que a ninguno de ellos les guste lo que estamos viendo.

La gente que madruga para sacar a su familia adelante, que son explotados por míseros sueldos, que tienen jornadas interminables y no pueden ver a su familia y la palabra conciliar les suena a chino. Es indignante que los dos partidos mayoritarios juzguen a las personas por su estatus, ellos que en su historia reciente está plagada de corrupción.

Es decir, si eres un trabajadora, autónoma o pequeña empresaria y tienes deudas con hacienda por estas dos últimas crisis, ya sabes te embargan y a correr. Pero si perteneces a la familia real primero te tapan hasta que salta la noticia en el extranjero y no se puede ocultar más, después te dicen que todas las españolas tenemos los mismos derechos y obligaciones, otros te cuentan que la constitución protege la inviolabilidad del rey. Y tú, ciudadano decente, ¿cómo te quedas?

Te recuerdo hace apenas tres años que Urdangarin era el malo y Juan Carlos era el bueno. Ahora Juan Carlos es el malo y Felipe es el bueno. Posiblemente cuando regule su deuda con Hacienda habrá una campaña desde los principales medios para limpiar la imagen de la monarquía. Y tú, mientras tanto, seguirás escuchando a los principales partidos de este país que tienen un voto mayoritario de ciudadanas, la defensa a ultranza de nuestra constitución.

La constitución habla que todas las españolas somos iguales ante la ley y yo digo que todas menos una persona, porque si este mismo texto habla de la inviolabilidad del rey, es imposible que todas seamos iguales.

¿Por qué no ponen el mismo interés cuando echan a muchas ciudadanas de este país de sus casas? Perdón, no son solo sus casas es su hogar donde han criado a sus familias. ¿Por qué no hacen la misma defensa de buena parte de sus ciudadanas cuando tienen salarios ínfimos y trabajando son pobres? ¿por qué no ponen el mismo interés con personas muriendo todos los días en el mediterráneo, esa gran fosa común?

Pues ya te lo digo, para los dos principales partidos de este país, eres poco más que un saco de carne y huesos que cuentan contigo cada cuatro años y unos meses antes harán visitas a fábricas, te prometerán, llamarán tu atención con debates y muchísimo bombardeo de opiniones, te harán creer que ahora sí que van a cambiar las cosas y ellos son los adecuados para poner un nuevo rumbo para que nuestro país prospere y más bla, bla, bla.

Lo único que puede cambiar el rumbo de este país, es la conciencia de su gente, igual que sabes tanto de fútbol, interésate por lo que ocurre a tu alrededor, respeta las opiniones de los demás no todas pensamos igual. Es rotundamente mentira aquello que todos los políticos son iguales, en el momento que creas eso nuestra democracia morirá y los ladrones como el emérito proliferarán como las setas, incluso la libertad de expresión correrá peligro porque estaremos en manos de intolerantes, que defenderán sus intereses y los de su clase. Te recuerdo que la constitución dice que todos los españoles somos iguales ante la ley, ¿aún lo crees?

José Ángel de Cabo
Coordinador Comarcal de IU La Sagra