Izquierda Unida

Los pueblos de Toledo, empiezan a recuperar la Memoria Democrática.

Lo hacen a cargo de la Diputación de Toledo, gracias a una iniciativa de Izquierda Unida.

Jorge y Alberto TostadoEl pasado 30 de septiembre la Diputación de Toledo resolvía la adjudicación de las subvenciones a las que podrían acogerse los ayuntamientos de la provincia de Toledo para poder profundizar en la reparación de la memoria de las víctimas del franquismo, así como progresar en la búsqueda de la verdad histórica y en la justicia a aplicar a dichas víctimas.

Y es que ha sido a instancias de Izquierda Unida en la Diputación de Toledo, por lo que la institución provincial ha dispuesto la cantidad de 20.000 euros para que los ayuntamientos puedan acceder a trabajos de memoria democrática. La Diputación subvencionará por ejemplo: la sustitución de placas de calles que hacen referencias a nombres o acontecimientos que se produjeron contra la legítima y democrática II República española, trabajos de investigación o la instalación de monumentos que recuerdan a los caídos  y/o represaliados que lucharon por la libertad y en contra del fascismo.

Varios han sido los ayuntamientos que han solicitado dicha ayuda. Un ejemplo es el de La Puebla de Almoradiel que precisamente hoy ha inaugurado un monolito que recuerda a aquellos hombres y mujeres que lucharon contra los golpistas y que lo pagaron, en muchos de los casos, con sus propias vidas.

 “Era justo y necesario tener este gesto con los almoradienses que valientemente se enfrentaron a la barbarie que representó el golpe de estado de 1936. Un acto valiente que los demócratas siempre tendremos en cuenta por ser un verdadero ejemplo de lucha por la libertad democrática”. Ha declarado Alberto Tostado, Alcalde de La Puebla de Almoradiel, continuando: “El Ayuntamiento de La Puebla de Almoradiel, va a dignificar con este monolito, no solo a los represaliados, sino también a sus familias, que como ellos y ellas, sufrieron el terror de la represión salvaje y cruel de los vencedores”.

Acompañando al alcalde, a los miembros de la Corporación Municipal, y a los almoradienses que han querido ser testigos de la inauguración del monolito, ha estado el Diputado Provincial de Izquierda Unida en la Diputación de Toledo, Jorge Vega, el cual se ha manifestado de la siguiente forma:

            “Hemos querido estar hoy en la Puebla de Almoradiel, acompañando a la gente que se han dado cita aquí para la inauguración de este monolito, para mostrar una vez más la solidaridad de Izquierda Unida con las víctimas del franquismo. No solo con las que derivaron de la guerra civil, sino de todas aquellas que hasta no hace mucho sufrieron prisión, torturas y persecución por defender unas ideas y unos principios de libertad, igualdad y democracia”.

Y continuaba Vega: “Somos conscientes de lo queda por recorrer en la provincia de Toledo para restituir la memoria democrática de nuestro pueblo, y también somos conscientes que con esta cantidad de dinero no es suficiente, pero nuestro empeño es seguir trabajando para conseguir más fondos públicos para conseguir que se cumpla la Ley y evitar que las administraciones sigan mirando para otro lado”.

Vega, a su vez, ha estado acompañado del recién designado Coordinador Regional de IU CLM, Juan Ramón Crespo, que también ha tenido oportunidad de manifestarse:

“Este acto de recuerdo y de memoria democrática, es gracias a que Izquierda Unida ha llevado a una institución pública, a la Diputación de Toledo en este caso, una reivindicación de las organizaciones memorialistas y de las propias víctimas y familiares. Para nosotros es muy importante trasladar; llevar la voz de la calle a las instituciones para que estas estén al servicio del pueblo y sean el reflejo de este, y no de unos pocos”.

Y añadía más: “El monolito se inaugura en el cementerio de La Puebla de Almoradiel, el mismo lugar que mañana visitarán los familiares de los difuntos que aquí yacen para recordarlos y mostrar su respeto. Pero no debemos olvidar a tantos que yacen en cunetas y fosas comunes que no podrán contar con la visita de sus familiares. Su memoria debe suponer la dignificación de una lucha que les otorgue el reconocimiento de todas y todos los españoles”.

 “Es necesario una declaración contundente de todos los estamentos de este país que exprese su condena tajante al régimen franquista, además de que el Estado Español ponga en práctica lo aprobado en el encuentro estatal de colectivos de memoria histórica y de víctimas del franquismo, celebrado en Vicalvaro hace ahora un año”, “No por revancha o venganza, sino por justicia y por fomento de los valores democráticos de las nuevas generaciones”, concluía Crespo.

La Ley 52/2007, conocida popularmente como Ley de Memoria Histórica aprobada en diciembre de 2007, debió de ser un revulsivo para, entre otras cosas, eliminar los vestigios de fascistas que dieron un golpe a la democracia en julio de 1936, así como para trabajar en la reparación y reconocimiento de las víctimas de la guerra civil y el franquismo. Sin embargo, a día de hoy siguen siendo innumerables los restos que quedan en nuestros municipios que solo hacen referencia los caídos en un bando, en el bando que dio el golpe de Estado contra la democracia republicana.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: