El número de parados no sufre un cambio considerable en Toledo, así como en el resto de la región.

A la insignificante reducción del desempleo, se une la sí significante reducción de derechos laborales.

            AlejandroAvilaIzquierda Unida de Toledo ha manifestado su desagrado y aflicción por los datos publicados por el SEPE, referidos a la provincia de Toledo, así como de Castilla-La Mancha y resto del Estado.

            Para Izquierda Unida Toledo, los datos de empleo del mes de junio, no son otra cosa que la constatación de la inexistencia de políticas activas de creación de empleo, a la que nos tienen acostumbrados a los castellanomanchegos y españoles en general; García-Paje y Rajoy, respectivamente.

            Mientras tanto, lo que sí que se reduce, son los derechos laborales y sobre todo, las condiciones que los trabajadores y trabajadoras, en una continuada reforma del mercado laboral, emprendida por las reformas laborales del PSOE y PP.

            “Mes a mes, se consolida el gran engaño que se arrojó por parte de los partidos afines al Régimen, especialmente PP y PSOE, que propugnaba que las reformas laborales conllevarían más creación de empleo”, ha declarado Alejandro Ávila, Coordinador Provincial de IU Toledo. Y continuaba: “Lo que está reproduciendo estas reformas, son un descomunal aumento de la precariedad laboral y una pérdida del nivel adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, que por otra parte, provocan además de un estancamiento en la economía; un drama personal y familiar que tiene a la clase trabajadora a los pies de los caballos de la pobreza”.

            Y es que para Izquierda Unida de Toledo, tanto PP, como PSOE, son los responsables directos de la situación calamitosa de miles de familias en Castilla-La Mancha, que o bien no encuentran empleo, o si lo hacen, tienen que ajustarse a unas condiciones ultrajantes y absolutamente injustas, que crean situaciones de explotación laboral, tan vergonzosas, como odiosas.

            Alejandro Ávila: “Con planes de contratación, como el que se ha llevado a cabo por el Gobierno de la JCCM, no se va a poner fin a esta situación. O se plantea desde “ya” un plan de empleo efectivo que tengo como objetivo; la estructuración y consolidación de empleo digno y de calidad en nuestra región, o sin más remedio, estamos avocados a repetir estos datos de empleo, que hacen que sigamos sin ver la luz al fondo de este oscuro túnel, que el PP llama “reforma completa, equilibrada y eficaz” y que nos es otra cosa que: una re-estructuración de las condiciones laborales que plantea establecer una situación a favor de una élite minoritaria, y que perjudica a la mayoría social: los trabajadoras y trabajadoras”.

            Por lo tanto, para Izquierda Unida de Toledo, no hay motivos para la alegría, y sí para la movilización política y social, que con una constante lucha en los centros de trabajo, en las calles y en las administraciones públicas, pongan freno y retroceso a estas reformas que atacan y dañan al conjunto de la ciudadanía.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.