Izquierda Unida

Izquierda Unida denunciará la propaganda de García-Page en época electoral.

El presidente la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está haciendo un envío masivo de cartas a los parados y paradas, que ante la necesidad, se han visto obligados a adherirse a dicho plan en los ayuntamientos de la región en el marco del Plan Extraordinario de Empleo.

Lo hará, mediante su representante legal de la coalición Unidos Podemos, ante la Junta Electoral.

carta garcia page plan empleoPor este motivo Izquierda Unida de Toledo va a interponer una denuncia ante la Junta Electoral, ya que entiende, que este envío de cartas firmadas por el presidente regional a los trabajadores, no es más que propaganda de unos logros que él y su partido se adjudican como propios.

Y es que, el artículo 8.1 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General  (LOREG) establece que la Administración Electoral debe garantizar la objetividad del proceso electoral y del principio de igualdad. Así, en relación con lo anterior el artículo 50 de la LOREG en sus apartados 1, 2 y 3 se establece que los poderes públicos, una vez convocado oficialmente el proceso electoral tendrán que garantizar la suficiente información a la sociedad para que pueda hacer efectivo el voto “sin influir, en ningún caso, en la orientación del voto de los electores”. Además, desde el comienza de dicho periodo en el que queda prohibido cualquier acto o publicidad “que contenga alusiones a las realizaciones o a los logros obtenidos”. Queda prohibido, por lo tanto, la edición y reparto durante el periodo electoral con financiación directa o indirecta de los poderes públicos, de libros, revistas, folletos, etc.

 “No es el momento de propaganda institucional, si no de contar su programa para convencer a los posibles votantes. El resto de partidos políticos que concurrimos a las elecciones lo hacemos cumpliendo escrupulosamente la ley electoral sin aprovechar los recursos públicos para recordar los méritos de lo que es una obligación: las políticas efectivas de empleo y no de contratación sin derechos, como es el caso. Estas son dinámicas que solo denotan el miedo y la preocupación a perder unas elecciones a favor de una mayoría social que las políticas bipartidistas nos han traído hasta aquí. Miedo a que esa mayoría social ocupe los espacios que algunos pensaban que eran solo para ellos y ellas”, ha declarado Alejandro Ávila, Coordinador Provincia de Izquierda Unida Toledo.

Sin embargo Emiliano García-Page, está mandando estas cartas recordando que gracias a las políticas de su partido, las familias castellanomanchegas afectadas, tienen derecho a ingresar un salario, quizás con la intención de recordarle quién es el culpable de ese ingreso, que no de un empleo sin derechos; que es lo que consiente su plan. Ya que para Izquierda Unida Toledo, el Plan Extraordinario de Empleo, no considera el trabajo como un derecho de la ciudadanía, sino que lo convierte en una simple “intervención paliativa”.

“Es un plan que fomenta la desigualdad al establecerse unos salarios diferentes entre los trabajadores del Plan Extraordinario de Empleo de la JCCM y los de los ayuntamientos, ya que mientras los primeros cobran 750, los de los ayuntamientos cobran más, ambos con el mismo horario laboral, el mismo responsable, las mismas obligaciones, pero con diferentes derechos”, ha señalado Ávila.

Y concluía Alejandro Ávila: “Cuando se convocan elecciones, comienza un periodo de tiempo en el que los partidos políticos tienen que explicar a los ciudadanos, el porqué son la mejor opción de gobierno, y no pretender ganarse el cariño de la sociedad que no han sabido ganarse antes, con la obligada aplicación de derechos fundamentales, que en parte han sido arrebatados con anterioridad por dichos partidos políticos, con la puesta en práctica de políticas que reducen dichos derechos”.

 

A %d blogueros les gusta esto: