Izquierda Unida

IU Mora recordará a los Comuneros.

 

Junto con Yesca, organizan un homenaje a los represaliados en Mora por el ejército de Carlos I.

homenaje comuneros moraIzquierda Unida volverá a recordar el próximo domingo 10 de abril, a los comuneros que las tropas del emperador masacraron en la iglesia de la localidad, incendiándola con cientos de morachos y morachas dentro de esta.

Con este gesto, Izquierda Unida pretende reconocer a estos hombres, mujeres y niños que perecieron por enfrentarse al poder, la avaricia y la soberbia del Rey.

Olvido Valero, Coordinadora de IU Mora, ha manifestado que para Izquierda Unida es una obligación con sus antepasados llevar a cabo este homenaje, cómo acto de recuerdo y manifestación de un hecho histórico que demuestra el valor y la lucha por las libertades de los morachos del siglo XVI: “Para nosotros es un orgullo recordar y ensalzar la memoria de aquellos morachos y morachas que encontrándose en inferioridad de condiciones, no renunciaron a defender su condición de pueblo, frente a las aspiraciones de poder de la monarquía”.

Por su parte, Javier Gómez-Pintado, concejal de IU en el Ayuntamiento de Mora explica: “Entonces era Carlos I, pero hoy es Angela Merkel, el Banco Central Europeo: La Troika, los que nos colonizan y someten, con banqueros y con una élite política dispuesta a su servicio, de la misma manera que lo hizo la nobleza castellana en 1520”, y sigue: “Hoy ya no nos queman vivos, literalmente hablando, pero sí que queman y secuestran el futuro y las ilusiones de los jóvenes españoles y por supuesto, de los jóvenes morachos. Por eso vamos a seguir recordando orgullosos el pasado de nuestro pueblo, luchando por y defendiendo nuestros derechos por la senda del recuerdo rojo y morado de la lucha comunera”.

Mora fue una de las muchas ciudades castellanas que se sublevaron contra la política del emperador alemán Carlos V de grabar con más impuestos a las ciudades castellanas para sufragar sus guerras europeas y la conquista americana. Esa sublevación, acabó convirtiéndose en una revolución de las ciudades castellanas entre 1520 y 1522, que llegaron a redactar su propia Constitución en Ávila. El pueblo de Mora lo pagó muy caro: cientos de ciudadanos de la localidad se refugiaron en la Iglesia del pueblo ante la llegada de las tropas imperiales de Carlos V, que quemaron la Iglesia con toda la gente dentro.

 

A %d blogueros les gusta esto: