Izquierda Unida

Intervención de Jorge Vega, en el acto homenaje por el Día Internacional de Conmemoración de Víctimas del Holocausto.

BJorge Vega Holocaustouenos días y muchas gracias a todos por venir,

Creedme cuando digo que para mí es un orgullo y un honor, tener la posibilidad de dirigirme a vosotros para recordar a los más de 200 toledanos que dieron todo por la defensa de la Democracia luchando contra el fascismo y que terminaron presos en campos de concentración nazis.

Estos hombres son uno de los mejores ejemplos de “Defensores de la Democracia”, hombres que deberían ser tratados como héroes y recordados como parte esencial de la historia democrática de nuestra provincia, a la vez que honrados por las administraciones públicas del Estado.

Sin embargo, después de casi cuarenta años del fin de la Dictadura, el olvido de estos hombres, mantiene una vergonzosa situación de ocultación de la verdad republicana.

Por eso, es responsabilidad nuestra, la de los demócratas sin complejos, mantener la memoria de estos españoles, toledanos, que sufrieron la barbarie nazi.

Y lo hacemos con gusto y alegría, porque además de ser símbolos de dignidad, eran y son compañeros y camaradas nuestros.

Por eso hoy los izquierdistas llevamos orgullosos este triangulo rojo que nos identifica con la misma causa por la que murieron y fueron represaliados aquellos compañeros.

Un triangulo que simboliza la lucha por la libertad y la igualdad, frente al monstruo del Fascismo.

Un triangulo rojo que llevaban los presos políticos en los campos de concentración nazis para identificar a los presos que lo eran por motivaciones políticas; en primera instancia a los comunistas, pero después a otros como sindicalistas, anarquistas o socialdemócratas.

Y sí, nosotros llevamos orgullosos este triangulo rojo porque representa y recuerda un espíritu de lucha ejemplar, leal, legendario y hasta épico.

Pero no todo sebe ser solo recuerdo, también debe ser honra.

Y qué manera mejor de honrar la memoria de aquellos hombres; que seguir trabajando día a día por la consecución del mismo objetivo por el que fueron represaliados: La consecución de la victoria de las libertades y la igualdad de clases.

Porque no nos equivoquemos, hoy como entonces existe una guerra de clases que se libra, no en los campos de batalla, pero si en la sociedad que nos rodea.

Entonces el Fascismo utilizó las armas para golpear los proyectos de libertad e igualdad, y hoy es el Capital el que sutilmente transforma la sociedad en otra que nos ahoga y mata.

Al fin al cabo el Fascismo y el Capital son barbarie humana.

Por eso, aquí declaro mi compromiso de mantener viva la memoria de aquellos toledanos, trabajando y luchando por la libertad y la igualdad de hombres y mujeres.

A %d blogueros les gusta esto: