Izquierda Unida

IU Toledo Local: Izquierda Unida pone en manos de la Fiscalía la concesión del Centro de Recepción de Turistas

Aurelio San Emeterio ha anunciado en rueda de prensa esta mañana que Izquierda Unida va a remitir un escrito a la Fiscalía poniendo en su conocimiento “la más que sospechosa concesión pública del Centro de Recepción de Turistas y su uso para conseguir préstamos a cargo de Caja Castilla-la Mancha a una empresa que lo único que ha hecho ha sido abrir y cerrar un centro en tiempo record”.

El portavoz de Izquierda Unida, ha recordado que en el año 2003, el gobierno municipal del PP, con José Manuel Molina, adjudica a la empresa GRIMO 3113 S.L. la concesión del llamado Centro de Recepción de Turistas. Las condiciones pasaban por una concesión por 50 años, una inversión por parte de la empresa de 2.072.596 euros y el pago al Ayuntamiento de un canon anual de 18.000 €.

Posteriormente, y “sin haber abierto el Centro, Caja Castilla-La Mancha les concede un préstamo de 4.843.869 euros,  más del doble de lo que costaba la inversión necesaria, avalada con la concesión pública y con la autorización del Ayuntamiento”. Pero es que, añadía San Emeterio, “en febrero 2009, y por el mismo método consiguen un millón de euros del Banco Popular, esta vez sin ni siquiera solicitar la preceptiva autorización del Ayuntamiento”.

En resumen, la empresa GRIMO 3113 hipoteca la concesión pública de un Centro que no funciona por valor de 5.843.869 euros, casi el triple de la inversión inicial.

San Emeterio ha recordado también que Toletum obtiene licencia de apertura en 2010 y en noviembre de 2011 el Centro de Recepción de Turistas cierra.  Posteriormente, GRIMO solicita concurso de acreedores; eso sí, antes reduce el capital de la sociedad y “rescata” 1,5 millones del mismo dejándolo solo en 500.000 euros.

Finalmente, el concurso de acreedores termina con la disolución de GRIMO (Auto del Juzgado Mercantil de Toledo de 22 de octubre de 2013) y deja dos cargas hipotecarias sobre la concesión que tendrá que asumir el siguiente adjudicatario.

El portavoz de Izquierda Unida ha sintetizado el asunto explicando que“GRIMO invierte algo más de dos millones de euros en una concesión que le sirve de aval para conseguir más de seis en préstamos y luego abandona el centro dejando el muerto al que viene detrás; negocio redondo a costa de una concesión pública y con las bendiciones del Ayuntamiento”.

Izquierda Unida pondrá hoy mismo todo este asunto en manos de la fiscalía para que, una vez investigado el asunto, concluya si hay indicios de corrupción, prevaricación, trato de favor por parte de Caja Castilla-La Mancha o malversación de fondos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: