Izquierda Unida

¿UN ESTATUTO MÁS DEMOCRÁTICO PARA CLM? Artículo de Opinión de Alejandro Ávila

“Más representatividad, más democracia” esta expresión no es sólo un deseo de la ciudadanía,  sino que fueron las palabras y argumentos de la presidenta Cospedal en mayo de 2012, cuando aumentó en cuatro el número de diputados a elegir en CLM, uno por provincia, excepto Albacete. Año y medio después, las Cortes Generales han admitido a trámite la reforma del Estatuto de Autonomía de CLM con el único objetivo de reducir a la mitad el número de diputados de ésta.

En principio,  este hecho y dos modificaciones de la Ley Electoral en año y medio deberían causar sonrojo a cualquier persona con un mínimo sentido común; y, en el caso de representantes de los ciudadanos deberían estar obligados a dimitir por ineptos. Seguro que no lo van a hacer. Si en este país no dimite nadie ¿Cómo lo van a hacer veinticinco diputados por el simple hecho de aprobar una medida que va a significar, MENOS REPRESENTATIVIDAD Y MENOS DEMOCRACIA? ¡Faltaría más!

No, no es la crisis; mejor dicho, la estafa que viene sufriendo este país en los últimos cinco años, como consecuencia de un sistema y un modelo bipartidista que lo sustenta, la que va a provocar consolidar un AUTORITARISMO jamás conocido en periodo democrático.

No es un problema económico. Si así lo fuera, el Gobierno de Cospedal no hubiera tenido la desfachatez de aumentar presupuestariamente la partida de altos cargos, que no son más que POLITICOS ELEGIDOS A DEDO, de treinta y tres millones de Euros, a los cincuenta y cinco actuales. Estos  veintidós millones de aumento del gasto chocan con lo poco más de un millón que se reduciría con esta propuesta.

Se trata  de consolidar el bipartidismo, de cerrar el acceso de cualquier otra fuerza política al Parlamento. Ahora, precisamente en un momento en el que los ciudadanos empezamos a estar hartos de estas políticas, de los unos y de los otros, porque también el PSOE tiene responsabilidad en esto. Tanta que, entre otras, fue ese bipartidismo acordado el que permitió la modificación del artículo 135 de la Constitución, primando antes el pago de la deuda a los bancos que  solucionar los tremendos dramas humanos de los ciudadanos.

Se trata de asegurar que en las Cortes de CLM nunca pueda realizarse una Comisión de Investigación que depure las causas y los responsables políticos de la quiebra de Caja Castilla La Mancha o del desfalco del aeropuerto de Ciudad Real, por poner algunos ejemplos.

Se trata de seguir haciendo creer a los ciudadanos, que no hay más posibilidad que la alternancia de PP y PSOE que, como dos púgiles en el ring, mueven los guantes sin tocarse para no hacerse daño.

De esto se trata, de un desprecio absoluto a la decisión de los ciudadanos, a los que dicen representar, y del mantenimiento de un sistema que hace aguas por todos lados.

Esta misma pretensión era la que tenía ya en el 2007 la modificación de la Ley Electoral de Castilla La Mancha realizada por  el PSOE. De la misma manera, el objetivo de entonces era  garantizarse el poder y, en su defecto, mantener el bipartidismo. En todo caso,  preferir que gobernara el PP con mayoría absoluta, a que IU entrara en el Parlamento.  Claro que como dice el refrán “quien siembra viento, recoge tempestades”; pero lo peor es que, desgraciadamente,  estas tempestades son el sufrimiento de los ciudadanos de nuestra Comunidad.

Van de prepotentes y  justifican la reducción del número de diputados con que esta cuenta con el visto bueno del 94% de la población. Si creen que es así  de fácil no tienen más que convocar un referéndum.  De esta forma, la ciudadanía podría participar en un debate, que, a buen seguro, no quieren realizar por temor a que la sociedad castellano-manchega tome conciencia de la situación y reaccione.

Hace algo más de dos años las plazas públicas se llenaron de personas exigiendo más participación, más representatividad y más democracia. A cambio, el Gobierno de Cospedal hoy nos presenta una propuesta que significa, por resumirlo en dos palabras, MÁS AUTORITARISMO.

Sólo queda una respuesta: más movilización porque ¡NO NOS REPRESENTAN!

Alejandro Ávila Sánchez

Coordinador provincial de IU Toledo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: