Toledo, 12 de febrero de 2021.

Izquierda Unida de Torrijos, Fuensalida y Casarrubios del Monte han suscrito un comunicado en el que denuncian el caos y la improvisación del Gobierno de Castilla-La Mancha con el anuncio y publicación de las restricciones de movilidad y el cierre de la hostelería y otro tipo de actividades en estas localidades.

“Ayer la Consejería de Sanidad anunció que todos los municipios de Castilla-La Mancha pasaban a Fase III Reforzadas, excepto Torrijos, Fuensalida y Casarrubios del Monte que seguirían con cierre perimetral, pero cuando hoy hemos comprobado el Decreto publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha estas restricciones no coinciden, ya que sí se podría salir y entrar de estas localidades” señalan.

La formación de izquierdas explica que “estos bandazos de Page y su consejero de Sanidad están costando muy caro a muchos vecinos y vecinas, comercios locales y hostelería de estas localidades, ya que un día dicen una cosa y al día siguiente es la contraria”.

Para Izquierda Unida “no es comprensible esta continua improvisación” y reclaman que las autoridades sanitarias “den explicaciones inmediatas para tranquilizar a la población”.

Por último en dicho comunicado recuerdan que “sigue siendo importante y necesario cumplir con las medidas sanitarias y de prevención para reducir el número de contagios en nuestros municipios”.