Izquierda Unida

Denuncian que el inicio de curso escolar en Bargas y Olías del Rey sea en barracones

Los representantes de Izquierda Unida explican que “dos barracones no son un instituto”.

También denuncian que el alumnado no dispone de las condiciones suficientes para el aprendizaje ni para el desarrollo educativo.

Algo más de 50.000 alumnos van a comenzar este nuevo curso escolar 2019-2020 en barracones en España y también lo hacen en muchos de los municipios de Castilla-La Mancha.

En la provincia de Toledo, los cerca de 900 alumnos y alumnas del IES Julio Verne de la localidad de Bargas empezarán este año sus clases en dos aulas prefabricadas, mientras que en el municipio de Olías del Rey serán 30 niños y niñas los que también se ubiquen en dos barracones.

Esta situación ha sido denunciada por el concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Bargas, Rubén Hernández, quien ha explicado que: “Los barracones que ha instalado la Junta no solucionan los problemas de hacinamiento de Bargas, más bien, reducen aún más el espacio disponible y aumenta la sensación de agobio en un centro que ya cuenta con que algunas clases se tendrán que dar en la biblioteca o en el salón de actos. Con 39 aulas y 41 grupos no se alivia la situación y no se ha querido dar una solución a algo que llevamos años reclamando desde la administración educativa, estas no son condiciones para el aprendizaje ni para el desarrollo educativo”.

Este mismo año también se ha puesto en marcha el proyecto de Instituto en Olías del Rey, que está previsto que comience con 60 alumnos y alumnas de 1º de ESO. Comenzarán a dar clase en módulos prefabricados, en una parcela anexa al colegio de la localidad, sin pabellones para la práctica deportiva o sin biblioteca, entre otros recursos y sin que el alumnado se relacione con más alumnos o alumnas que los ya conocidos.

Para la concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Olías del Rey, Isabel Álvarez: “Nos encontramos que los barracones que van a cumplir la labor de instituto, son lo único que muchos alumnos y alumnas de Olías van a reconocer como centro de enseñanza, ya que han pasado prácticamente toda su vida estudiantil en primaria y ahora en secundaria dentro de un prefabricado. Olías es el único municipio de la zona que con el mismo número de habitantes que no tiene un centro de secundaria de ladrillo y hormigón”.

A juicio de Álvarez: “Olías se merece lo mejor, nuestro alumnado se merecen un instituto de referencia, con biblioteca, aulas de tecnología, laboratorios, pabellón deportivo, etc y tres estructuras de chapa no lo son, a nuestro juicio. Creemos que se han instalado los barracones con la improvisación fruto del electoralismo y la idea de recoger votos, pero sin planificación ni un estudio atento de la evolución de la población”, a lo que ha añadido: “Nuestra preocupación son los niños y niñas de Olías ya que no sabemos cómo tendrá continuidad este proyecto, ni cuándo, ni dónde veremos un edificio de ladrillo con profesores especialistas y no itinerantes que garantice la continuidad de la formación y la calidad educativa en la enseñanza pública en nuestra localidad. Ahora tenemos a nuestros niños y niñas de Olías formándose en una situación precaria el instituto de Bargas y también en Olías”.

Por último, Isabel Álvarez ha declarado que: “Un centro de secundaria necesita de la convivencia y de la relación entre diferentes edades y entre los estamentos de la comunidad educativa, con espacios suficientes, adecuados y de calidad, una oferta amplia de optativas y de un especialista en cada materia y a eso es a lo que no renunciamos en Olías y en Bargas, queremos lo mejor para nuestros hijos e hijas en forma de un centro suficientemente dotado y un proyecto educativo estable para nuestros pueblos”.

A %d blogueros les gusta esto: