Izquierda Unida

IU Fuensalida considera temerario el crédito para construir el Complejo Deportivo.

En el año 2017 el municipio toledano de Fuensalida incumplió la Ley de Estabilidad presupuestaria, cuya consecuencia será que durante el año 2018 habrá que hacer un plan económico financiero para subsanar los cerca de 76.000€ de déficit y que van a suponer recortes en algunas partidas presupuestarias para ajustarse al presupuesto.

Fuensalida contará con un Complejo Deportivo con piscina municipal cubierta que ya desde sus inicios promete que no va a estar exenta de polémica. Dicha construcción se va a pagar con un crédito extraordinario que, según IU, va a traer graves consecuencias para las cuentas municipales: “Es cuanto menos sorprendente que sea el propio Partido Popular quien traiga, adrede y con un informe de intervención desfavorable, una propuesta a pleno que hará que Fuensalida incumpla la Ley de Estabilidad Presupuestaria que su partido impone a las administraciones públicas.  Nos traen a votar ellos mismos que incumplamos la Ley, su Ley. Desde Izquierda Unida hemos criticado y pedido la derogación de dicha ley porque es injusta y porque su único objetivo es asfixiar a las administraciones. Tiene gracia que el Partido Popular esté cayendo en las trampas de su ley, lo que ya no va a tener tanta gracia es cuando los vecinos y vecinas tengan que pagar las consecuencias de incumplirla”, afirma Patricia Ballesteros, portavoz del grupo municipal de IU.

Tras la aprobación en el año 2011 de la modificación del artículo 135 de la Constitución española, las cuentas públicas han de priorizar el pago de la deuda por encima de cualquier gasto, cuyo texto que lo regula es la antes citada Ley de Estabilidad Presupuestaria. Por tanto, con la aprobación de este crédito, en el año 2019 el Ayuntamiento de Fuensalida tendrá que hacer un plan económico financiero aún más agresivo que el de este año, además de empezar a amortizar el crédito y a asumir los gastos de mantenimiento y personal que empiecen a derivarse del centro deportivo.

“Tras la aprobación de dicho crédito y siendo prioritario pagar la deuda, esta decisión va a traer recortes en otras partidas presupuestarias. Nos parece una temeridad por parte del equipo de gobierno del Partido Popular” – sentencia Patricia.

Además, esta decisión se publicitaba ya como un hecho en redes sociales la misma tarde que a las concejalas y concejales nos llegaba la documentación de la comisión informativa previa al pleno, que era quien debía aprobar los tres puntos necesarios para empezar a tramitar dicho crédito. “Esto no es sino una falta de respeto y desprecio a la oposición a las que el alcalde acostumbra, y una estrategia más en esta clara maniobra electoral, que, creemos, a nadie le ha pasado desapercibida”.

“Desde Izquierda Unida por supuesto que queremos piscina, pero esta no es la opción para conseguirla, precisamente por culpa de la Ley Montoro del Partido Popular. En el pleno les pedimos que fueran al congreso, derogaran la Ley Montoro y tendrían nuestro voto a favor. Pero mientras esta ley injusta y cruel esté vigente no vamos a poner en peligro ni un solo euro del presupuesto de este Ayuntamiento” -termina Patricia.

A %d blogueros les gusta esto: