Izquierda Unida

La lucha contra el Cáncer es un derecho ciudadano y una obligación política; 4 de febrero: Día Internacional de Lucha contra el Cáncer.

hospital infanta cristina parlaHoy, en el Día Internacional de Lucha contra el Cáncer, ni el resto de días del año, el hospital de Parla ni el de Aranjuez podrán ofrecer servicio sanitario oncológico radioterápico.

El Hospital Infanta Cristina de Parla, y el Hospital del Tajo de Aranjuez, son los centros sanitarios con capital privado incluidos en el convenio sanitario entre Castilla-La Mancha y Madrid.

Durante esta misma semana en que se conmemora el Día Internacional de Lucha contra el Cáncer, la Consejería de Sanidad ha cambiado de opinión sobre un tema crucial: el Convenio sanitario entre la Comunidad de Castilla la Mancha y la Comunidad de Madrid.

Izquierda Unida se refiere más concretamente a las dos empresas que gestionan la salud con el fin de lucro, y que son mencionadas en dicho convenio buscando su beneficio y no asegurar el mantenimiento esencial ciudadano, como es la garantía de la salud.

Izquierda Unida ya ha manifestado que el convenio no debiera llamarse así, ya que en realidad esconde un contrato privado entre partes en el que la empresa pública garantiza el lucro de la privada aportándoles los “clientes” necesarios para la sostenibilidad económica de la empresa. Este convenio entre Castilla-La Mancha y Madrid asegura la cesión de pacientes a dos hospitales madrileños: el Infanta Cristina, de Parla y el Universitario del Tajo, en Aranjuez.

Pues bien, Izquierda Unida resalta hoy, Día Internacional de Lucha contra el Cáncer, que ninguna de estas dos empresas contempla en su cartera de servicios la oncología radioterápica. Es decir, Castilla-La Mancha manda a sus ciudadanos en esos momentos tan delicados y sensibles a empresas donde no van a poder dar la cobertura sanitaria adecuada.

Jorge Vega, Diputado Provincial de Izquierda Unida-Ganemos en la Diputación de Toledo: “Abanderar la lucha de la lucha contra el cáncer, es abanderar la investigación, asegurar el servicio sanitario como un derecho esencial y no permitir el lucro con nuestra salud”.

Según Izquierda Unida, los recortes en sanidad, y por acumulación en investigación, desde el año 2011 ascienden a cerca de 12.000 millones de euros.

“El recorte presupuestario perseguía un objetivo: un cambio radical en el modelo sanitario para pasar de un sistema universal a modelo privatizado y de compañías aseguradoras”, “Los resultados de esta salvaje gestión depredadora de la sanidad pública lo hemos sufrido todos y todas y hemos detectado cómo se han cerrado plantas y camas hospitalarias (incluidas las de oncología infantil del Hospital Virgen de la Salud de Toledo con un actitud vergonzantes del concejal de Toledo y presidente de la Diputación en aquel momento el Sr. García-Tizón), se han cerrado quirófanos o despedido a más de 53.000 profesionales sanitarios” concluía Vega.

Paralelamente, según Izquierda Unida, se ha observado un incremento notable en los presupuestos de centros privados y en las privatizaciones. La situación es de tal calibre que la OCDE, el FMI y la propia Unión Europea están alertando sobre los riesgos que corre España de graves problemas de salud.

La investigación la hemos olvidado.

La Secretaría General de la Universidad de Granada informó que está desarrollando un proyecto de investigación que ha demostrado la eficacia de un nuevo fármaco frente a las células madre que provocan el inicio y crecimiento del cáncer, de las recaídas tras la quimioterapia y de la formación de metástasis.

Ha sido  probado con éxito en ratones y que tiene una actividad selectiva contra las células madre cancerígenas de colon, mama y melanoma.

La comunidad científica internacional se ha felicitado, mientras el Partido Popular la han metido en un cajón porque no creen en ello; porque no es rentable.

El cáncer es una de las principales causas de muerte en España. Uno de cada tres varones y una de cada cuatro mujeres serán diagnosticados de cáncer a lo largo de su vida. Aproximadamente el 40% de los cánceres se podrían evitar.

El día 4 de febrero fue instaurado en el año 2.000 como Día Mundial del Cáncer con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad. El objetivo de esta jornada es reducir el número de muertes evitables cada año. Para ello se pretende aumentar la concienciación sobre el cáncer entre la población en general y presionar a los gobiernos para que adopten medidas contra esta enfermedad.

A %d blogueros les gusta esto: