Izquierda Unida

IU Talavera exige cerrar la cuestión del soterramiento de las vías.

El Concejal de IU, José Mª Domínguez, ha ofrecido una rueda de prensa esta mañana para valorar la primera reunión, celebrada ayer, de la Comisión de Planeamiento que va a estudiar la modificación del Plan de Ordenación Urbana de Talavera.

Tras la primera reunión de la Comisión de planeamiento que estudiará la modificación del POM, y analizar las posturas mantenidas por los Grupos Municipales en la misma, desde el Grupo Municipal de IU, no podemos sino mostrar “nuestra más absoluta decepción y preocupación ante lo que parece será el sostenimiento del engaño respecto al soterramiento de las vías ferroviarias”, – ha manifestado el Concejal de IU, para quien – “no cabe duda que   Talavera tiene dos problemas muy serios que son el partido popular y el partidos socialista, da igual donde se sitúen, en el gobierno o en la oposición”.

Para IU “es indignante que a día de hoy PP y PSOE sigan debatiendo sobre la posibilidad del soterramiento, después de lo que ha pasado, parece que no hemos aprendido nada”, afirmaba Domínguez, quien dejaba claro que “El soterramiento de las vías fue el eje central del POM, el elemento que sustentaba (con la llegada del AVE prometida para 2010), la planificación urbana de Talavera, los cimientos sobre los que se configuró el POM; y esto se ha convertido en humo, lo que representa es una mentira, un engaño y una quimera. Por tanto escuchar en una reunión que todavía estén peleando por este tema, es una vergüenza. El PP y el PSOE se están peleando por una parcela en la luna cuando la ciudad está en un pozo, oscuro y profundo”.

La ciudadanía tiene que saber de qué estamos hablando. Este proyecto según el estudio económico – financiero del POM, tenía un coste de 80 millones de euros en la parte que tenía que aportar el Ayuntamiento, más 26 millones € para otras cuestiones ligadas al proyecto. Un total de 106 millones € fue la cifra calculada en 2006. “¿Alguien cree, en su sano juicio, que Talavera con su presupuesto, puede afrontar este proyecto? Lo peor de todo es que ellos sí lo saben, tienen la certeza de que es imposible que la ciudad afronte un  proyecto de un 250% de su presupuesto. Los argumentos que se esgrimieron entonces ni siquiera podrían plantearse ahora. El gobierno planteaba que al soterrar las vías quedaba sitio en superficie y con los aprovechamientos lucrativos que iba a generar la venta de ese suelo, iban a sacar los 80 millones, el cuento de la lechera en versión moderna”, ha explicado el Concejal de IU.

Llegados a este punto,  apuntaba Domínguez, “desde IU exigimos al PP y al PSOE un poco de cordura y sensatez, que pongan los pies en el suelo y no tomen a la ciudadanía por tonta. Que afronten sus responsabilidades y dejen de enredar y engañar, porque saben que el soterramiento es una mentira y una quimera que ninguna administración va a llevar a cabo. Y empecemos a trabajar para la modificación del Plan de Ordenación Municipal, que es un documento muy importante, fundamental para el futuro de la ciudad en los próximos 12 años”.

¿Qué posición va a tomar Izquierda Unida?.La misma que hace 8 años, cuando presentamos las alegaciones y dijimos que ese POM era un disparate, desde entonces venimos pidiendo la revisión, pero claro, para reparar y corregir los errores, no para que se mantenga lo mismo, si seguimos hablando del soterramiento de las vías, pues entonces no se va a hacer absolutamente nada.

Ante esta situación, concluía el Concejal de IU, “hay que tomar dos decisiones políticas fundamentales por el órgano político de este Ayuntamiento, que es su Pleno. Una es decidir de una vez por todas que el soterramiento es una quimera y que por tanto el futuro de Talavera se tiene que planificar teniendo en cuenta que no se llevará a cabo. Y como consecuencia de esto, hay que tomar la decisión de redefinir los límites de la ciudad en términos urbanísticos, ya que fruto de aquella locura y aquel engaño, se recalificó suelo rústico en urbanizable para una ciudad de 300.000 habitantes. Sin olvidar otros perjuicios añadidos como el pago del IBI urbano en algunos suelos rústicos recalificados en urbanizables o la reducción del suelo regable y por tanto de los caudales que la CHT asigna a nuestra ciudad para el regadío.” 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: