Toledo, 18 de noviembre de 2020.

Izquierda Unida ha reclamado al Gobierno de Castilla-La Mancha que siga manteniendo la residencia y las viviendas tuteladas de AFAEM en las localidades toledanas de Torrijos y Camarena, además de gestionar dichas instalaciones de forma directa y cien por cien pública.

La formación de izquierdas ha explicado en nota de prensa que el presidente de la Asociación de Familiares y Amigos y Personas con Problemas de Salud Mental (AFAEM) anunció el cierre de estos centros a final de año debido a su inviable situación económica.

Por un lado, el Diputado Provincial de Unidas Izquierda Unida-Podemos en la Provincia de Toledo, Mario García, ha declarado: “En unas semanas las personas que se encuentran en las residencia y viviendas tuteladas de Camarena y Torrijos tendrán que marcharse de estas instalaciones y unos 28 puestos de trabajo se perderán por la inacción del Gobierno de Emiliano García-Page”, a lo que ha añadido que: “Nos encontramos en una región en la que el Presidente está más pendiente de dejar un derecho como es la atención y los cuidados en manos de empresas privadas que de ofrecer un servicio público y garantizado”.

“Castilla-La Mancha ha tenido un fuerte déficit en cuanto a Salud Mental se refiere, ya que las Consejerías no han invertido ni en profesionales para esta materia, ni en recursos y servicios” ha explicado García.

También ha querido señalar que la única salida a este conflicto es que la Junta de Comunidades “se haga cargo de estos centros y que ofrezca este servicio de forma pública y directa, ya que es la única forma de que estas plazas y los puestos de trabajo se sigan manteniendo”.

Por su parte, el Coordinador Local de Izquierda Unida de Torrijos, Daniel Velasco, ha explicado que: “La decisión de echar a la calle a estas personas es exclusiva de la Consejería de Sanidad y del Gobierno de Castilla-La Mancha, ya que ellos mismos pueden solucionar este problema y hacerse cargo de esta residencia, las dos viviendas tuteladas y de los trabajadores que aquí se encuentran, gestionándolo directamente”.

Además Velasco ha explicado que: “No es normal que en medio de una pandemia mundial, en el mismo momento que estamos viviendo una segunda oleada del virus, la administración regional esté mirando hacia otro lado y no asegure a estas personas poder seguir viviendo en esas residencias y tengan que buscar otro sitio de forma tan repentina, además de dejar a todas las personas que trabajan en estas instalaciones en la calle”.

Por último, el Coordinador de IU Torrijos ha señalado que “no es el mejor momento para reubicar a estos residentes, ni tampoco para echar a la calle a unas 28 personas que van a perder su trabajo” y considera que el Gobierno regional puede solucionar este problema “en unos días, pero es su voluntad política el hacerlo o no”.