Izquierda Unida

IU Olías denuncia que la residencia privatizada expande su negocio de la mano del Ayuntamiento

Toledo, 21 de abril de 2020.

Izquierda Unida de Olías del Rey ha denunciado que la residencia privatizada del municipio está expandiendo su negocio de la mano del Ayuntamiento.

La residencia municipal de Olías del Rey fue construida por una empresa privada a cambio de la gestión durante 80 años de dicha instalación municipal, con contrapartida, el Ayuntamiento concertó con la Junta de Comunidades alrededor de 20 plazas para que pudieran ser utilizadas por usuarios con menores capacidades económicas.

En este momento, Olías del Rey tiene concedido un servicio tan sensible para la ciudadanía como la gestión de residencias de mayores. La empresa adjudicataria y constructora de la residencia fue UCALSA, cuya actividad principal consiste en servicios de catering.

La Concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Olías del Rey, Isabel Álvarez, ha explicado que “Esta empresa ya ha intentado subrogar la prestación de este servicio a favor de otra, ARALIA, remitiendo al Ayuntamiento una propuesta de convenio en el que no se garantizaban los derechos laborales para los trabajadores que ahora mismo están prestando allí su servicio”.

“Izquierda Unida de Olías fue el único grupo municipal que votó en contra de dicha subrogación en la anterior legislatura. Cuando nos recuperemos de esta crisis sanitaria, tendremos que conocer las condiciones en las que viven nuestros mayores en las residencias y las carencias de un servicio altamente privatizado y precarizado, en el que muchas empresas han puesto sus manos para hacer negocio y maximizar sus beneficios», ha afirmado Álvarez.

La Concejala de IU Olías ha explicado que UCALSA vuelve a su actividad principal y ha conveniado con el Ayuntamiento la posibilidad de vender un menú: «De esta manera parece que se olvidan ambos, tanto la empresa privada, como la administración pública, que el propio Ayuntamiento tiene trabajadores en su relación de puestos de trabajo que son, por ejemplo, cocineros de los CAIs, que bien podrían hacer esa labor sin mayor problema desde la gestión pública y cobrando el coste efectivo del servicio, pero el Gobierno municipal parece más interesado en mantener un negocio y hacer de intermediario, que de gestionar desde lo público».

Por último, Isabel Álvarez ha declarado que: «La empresa que actualmente gestiona la residencia de mayores se dedica a hacer comidas y hoy el Ayuntamiento le hace la publicidad de forma gratuita y le proporciona un ingreso económico extraordinario en una situación en la que las Corporaciones Locales debemos asumir una responsabilidad mayor y ser catalizadores de una respuesta desde lo público, que es lo que aplaudimos a las ocho diariamente».

A %d blogueros les gusta esto: