La Diputación de Toledo aprueba una moción de Izquierda Unida para erradicar las infraestructuras con amianto.

Aunque la medida es beneficiosa para los municipios de la provincia de Toledo: el PP no vota a favor de la propuesta.

Jorge Vega, Diputado Provincial de Izquierda Unida-Ganemos, ha defendido esta propuesta de la organización de izquierdas en el pleno de Diputación celebrado esta misma mañana, pretende erradicar de las infraestructuras públicas municipales aquellos materiales que contengan amianto o derivados de este, en especial de las tuberías de fibrocemento que aun son el soporte de muchas conducciones de agua potable por el evidente riesgo para las salud de los consumidores, así como para los trabajadores de las empresas suministradoras de agua.

“A pesar de la prohibición total del uso de amianto en España en 2001; en nuestras ciudades y pueblos aún quedan millones de toneladas de amianto que pueden suponer un potencial riesgo para la salud, existiendo dos formas de exposición a este material: por inhalación y por deglución”, ha declarado Jorge Vega.

Si bien desde Izquierda Unida contemplan con asombro la decisión del Partido Popular de no apoyar la propuesta, no menos lo hacen con pena y decepción por la falta de sensibilidad de los diputados del PP en una cuestión que afecta a la salud de miles de toledanos y toledanas.

“Los acuerdos que proponía la moción de IU estaban cargados de argumentos de interés general, y entiendo que asumibles por cualquier organización política representada en el pleno. Por eso no comparto la postura del grupo popular, que parece más empeñado en marcar diferencias y distancias políticas que en la búsqueda del consenso en cuestiones innegablemente beneficiosas para el conjunto de la sociedad”, explicaba Vega.

Y es que Izquierda Unida-Ganemos, y concretando, ha solicitado un informe sobre la cantidad y situación de las conducciones de agua potable de fibrocemento existentes, así como en aquellas otras infraestructuras públicas que puedan contener amianto o alguno de sus derivados.

También que se proponga a los ayuntamientos la puesta en marcha de un Plan de Eliminación de amianto o derivados, estableciendo un horizonte temporal próximo a partir del cual la erradicación del estos materiales perjudiciales para la salud sea un hecho.

A todo esto, se suma la instancia que hace IU a que se solicite a otras administraciones públicas  la implicación es este tema. Así como a la FEMP de Castilla-La Mancha.

Por último, se solicita que se incluyan en las bases de ejecución de los Planes de Infraestructura Municipal (PIM) del año 2017 coeficiente corrector positivo para subvencionar con más fondos las obras de sustitución de tuberías de fibrocemento.

 

Deja un comentario