Desgraciadamente se trata de  un proyecto  que no ha contado con la participación de los grupos políticos de la oposición, ni tan siquiera a título informativo. Tampoco se ha contado con el tejido asociativo ni con ninguna participación ciudadana.  Y la actitud del equipo de gobierno y de la concejala de urbanismo quedó clara en la pasada comisión informativa celebrada el viernes 23 de junio al exponer que “no ve la participación sobre un tema técnico” y “para qué perder el tiempo”.

No es entendible que se apruebe  en un solo punto  y con una sola votación dos proyectos distintos: el proyecto de carril bici y el proyecto de expropiación por procedimiento de urgencia de los terrenos necesarios para su construcción.

El proyecto de carril ciclo-peatonal  no es el que necesita Seseña, no une todos los núcleos de población (se queda a las afueras de las zonas pobladas). En realidad se trata de un carril extraurbano que no une todos los barrios ni los puntos de interés del municipio y los usos  de la población.

Es poco comprensible que se haga especial relevancia en la memoria del proyecto de la existencia  de cuatro núcleos urbanos, entre ellos Vallegrande, y luego no se mencione el número de habitantes que lo integran ni se llegue con el carril ciclo-peatonal a esa urbanización. Precisamente ahí existe necesidad de continuidad urbana.

Es deseable que el carril ciclo-peatonal pudiese enlazar puntos de interés social y deportivo a través de arterias principales de comunicación vial. Es el caso, entre otros, de centros educativos y deportivos. Pero no lo hace.

IU Seseña no está de acuerdo con un proyecto que incumple los códigos de accesibilidad de CLM y del  Estado en  todo el trazado al no respetar las medidas de ancho útil y libre de obstáculos en materia de accesibilidad peatonal ni se han tenido en cuenta los manuales y recomendaciones de diseño para un carril bici bidireccional de distintas administraciones públicas que mejorarían el proyecto y la seguridad de los usuarios.

Por otro lado, la declaración de urgencia de las expropiaciones basada en la cohesión y creación de espacios de continuidad urbana cuesta entenderla. No entra ni con calzador. Tampoco entendemos que la situación de las poblaciones justifique la adopción de medidas urgentes antes de la aprobación definitiva del POM.

Lo cierto es que el equipo de gobierno del PP y los tres tránsfugas pasan de la gente y de los grupos de la oposición. Esa es una realidad incontestable. La verdadera prioridad y urgencia para el equipo de gobierno no es resolver los problemas de los vecinos sino las elecciones municipales de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *